Éxito en la primera edición de Imperial Kitchen Spain

A todos nos emocionó ver como la abuela de Quique Dacosta, a quien él se refería como “mama Mari”, se levantaba en un momento de la charla de su nieto para darle un beso en una espontánea muestra de cariño. Se sentía orgullosa de que su nieto, con sus recién revalidadas tres estrellas Michelin y un sinfín de proyectos gastronómicos en marcha, estuviera cocinando en su pueblo delante de sus paisanos. Si hubo algo que no faltó en esta edición de Imperial Kitchen Spain, además de la comida, fueron las emociones. Emotiva, intensa, divertida y didáctica. Así fue esta primera edición en la cual lo difícil fue no disfrutar.

La cosa prometía, tanto por el elenco de cocineros de primera línea que aparecían en cartel, como por la temática en torno a la cual giraba todo el encuentro: la revisión de recetas históricas vinculadas a la figura de Carlos V. Para ponernos en contexto la gastronomía de la época y al personaje histórico, tuvimos el placer de escuchar a la periodista Nieves Concostrina.

En los fogones estuvieron, además de Quique Dacosta, los cocineros Héctor Cancho, Javier Alonso, Daniel Lasa y Miguel Caño, Miguel Espinosa, Francisco Romero y Ramón Piñeiro. Todos ellos se encargaron de lo que mejor saben hacer, cocinar unos platos que aliñaron con cercanía y calidez, contando anécdotas e historias personales entremezcladas en la receta.

Fueron dos días de tejer redes, de conocer a gente nueva mientras probábamos deliciosos bocados elaborados por los mejores. Fueron dos días de escuchar interesantes reflexiones en torno a la alimentación sana, como contrapunto a la dieta del emperador Carlos V. De ello se encargó Manuel Egido, quien puso encima de la mesa conceptos como soberanía alimentaria, agroecologismo y la urgencia de consumir productos de kilómetro cero.

Además, el director gerente de la Red de cooperación de las rutas de Carlos V, Quintín Correas, junto a Raúl Virosta, socio de Itineratour, una de las dos empresas impulsoras de Imperial Kitchen Spain -junto a PayPerThink-, nos recordaron en sus ponencias lo interesante que resulta la mezcla de gastronomía y turismo. Pusieron en relieve que de la hibridación de conceptos a menudo surgen maravillosos proyectos como este.

Gracias a todas las personas que arrimaron el hombro para que todo estuviera a punto esos días. Desde los restaurantes de la Vera implicados en Fogones imperiales, el sello de calidad de la Red de cooperación de las rutas de Carlos V, hasta el equipo de TomaEventos, al que agradecemos el trabajo bien hecho. Igualmente, no nos cansamos de agradecer el apoyo recibido por parte de instituciones como la dirección general de Turismo, la Diputación de Cáceres, así como empresas y otras entidades que favorecieron que Imperial Kitchen Spain saliera adelante con su patrocinio. Asimismo, agradecemos la cobertura que dieron los medios de comunicación, especialmente Canal Extremadura, que desplazó varios equipos al lugar del evento para comunicar la relevancia de Imperial Kitchen Spain a todos los extremeños.

Leave a Reply